¿Eres fan de los escape rooms? ¿Te gusta estrujarte las neuronas con un buen enigma? Los escape rooms te ofrecen acertijos y enigmas de lo más variado. Aquí tienes algunos tipos de enigmas y rompecabezas que encontrarás en una sala de escape:

1.- Problemas de lógica. A partir de unos datos iniciales y siguiendo las reglas que se te indican serás capaz de llegar a la solución razonando. Es ideal para los escapistas más analíticos.

2.- Enigmas de pensamiento lateral. Deja tu mente en blanco, porque tienes delante unos objetos con los que puedes resolver la siguiente prueba, pero tienes que utilizarlos de manera distinta a la habitual. El pensamiento lateral es pura creatividad, es mirar las cosas bajo un prisma totalmente nuevo y utilizar el objeto más cotidiano de una forma inesperada. ¡El enigma perfecto para mentes creativas!

3.- Enigmas de percepción e ilusiones ópticas. Estás mirando una imagen y no ves nada, no ves nada, no ves nada… Pero si la miras a través de un espejo, o le aplicas un filtro de color, o tapas algunas partes, o miras desde un determinado ángulo, ¡voilà! Ahí está la solución a tu problema. Suelen resolver estos enigmas los jugadores más curiosos, los que lo prueban todo, TODO, antes de abandonar.

4.- Problemas matemáticos. El grupo se hace a un lado y deja paso a su especialista en mates. Sumar, multiplicar, dividir… ¡Ay, cuánto hace que no hacemos una operación sin calculadora!

5.- Puzles y rompecabezas. Además de ingenio, la habilidad con las manos es importante con la mayoría de estas pruebas. ¡Dejad paso al manitas del grupo!

Si te has quedado con ganas de resolver enigmas… ¿A qué esperas? ¡Reserva aquí tu escape room!